Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Fabrican implantes para las orejas en 3D que corrigen una deformidad congénita llamada Microtia

Las posibilidades de la impresión en 3D son numerosas y se multiplican de forma constante, también en el campo de la salud. Un nuevo ejemplo es la fabricación mediante esta técnica de implantes como una solución a la microtia, una deformidad congénita del oído externo que se presenta en aproximadamente uno de cada 9 mil nacimientos, que puede ocurrir en un oído o en ambos y que puede presentarse en cuatro grados: aparición de una oreja ligeramente pequeña, presencia de una oreja parcial, ausencia de la oreja externa con una pequeña estructura de vestigio de maní y ausencia total de la oreja.

El responsable de esta fabricación es María Ángel Berroterán Estrada, Ingeniero de Materiales y estudiante de la Maestría en Ingeniería Mecánica de la Universidad Simón Bolivar de Venezuela, que señaló que "el objetivo del proyecto es trabajar en prototipos para la reconstrucción del oído (implantes), que se puedan utilizar para la ingeniería de tejidos y proponer una alternativa para la reconstrucción de la oreja, mediante la aplicación de la tecnología de impresión 3D y materiales biocompatibles". Para este trabajo, Berroterán debía utilizar un equipo de impresión 3D para materiales biocompatibles, que no dispone la Universidad, por lo que tuvo que viajar a España donde le facilitaron el aparato de alta tecnología.

Durante su estancia de cinco meses en España contó con la colaboración del Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería Metalúrgica de la Universidad Politécnica de Catalunya, así como de Joaquim Minguella, RDI director de la Fundación CIM de Barcelona y de Miguel Sánchez Soto, del Centro Catalán del Plástico.

Para el proceso de reconstrucción de la oreja, explicó María Ángel Berroterán, "la propuesta tradicional es la de utilizar cartílagos del propio paciente, en este caso del sitio del cartílago costal que está entre la sexta y octava costilla, pero estas nuevas tecnologías pueden sustituir ese material biológico por material totalmente biocompatible que permite ser menos invasivos o reducir el número de intervenciones quirúrgicas y buscar alternativas que además faciliten el trabajo al especialista, reduzca el tiempo de operación y se obtengan modelos con mejores acabado".

Foto: Informe 21


Fuente: Informe 21