Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Un macroestudio alerta sobre cómo afectan a la audición los problemas cardiovasculares

El oído humano necesita del flujo sanguineo para funcionar. Y necesita que sea sano, con nutrientes en forma de oxígeno, para funcionar correctamente. Por este motivo, si una persona padece problemas cardiovasculares es muy probable que estos acaben afectándole también a su audición. Así lo corrabora un macroestudio que se basa en las evidencias de 70 investigaciones científicas previas.

Según esta compilación, liderada por el doctor en neurociencia y audiología Raymond Hull, de la Universidad de Wichita State, en Estados Unidos, la salud cardiovascular afecta a la audición y la capacidad de entender el habla. Hull remarca que las enfermedades cardiovasculares pueden inhibir los suministros de sangre y nutrientes en el oído interno, donde se recibe y analiza el sonido.

El sistema auditivo afectado incluye también el bulbo raquídeo y las áreas del cerebro que interpretan lo que escuchamos para que los sonidos puedan analizarse y comprenderse.


Fuente: www.hear-it.org