Una revolucionaria técnica consigue devolver la audición a una niña de 18 meses

El hospital Addenbrooke de Cambridge, en Inglaterra, ha logrado un avance revolucionario al revertir la sordera congénita de Opal Sandy, una niña británica de poco más de un año. Los médicos han apostado por un tratamiento genético, pionero, inyectando una solución que ha corregido la mutación responsable de bloquear la comunicación entre los nervios del oído y el cerebro.  

Este tratamiento revolucionario, denominado DB-OTO, forma parte del proyecto piloto CHORD, que se desarrolla en el Reino Unido, España y Estados Unidos. Opal ha sido la primera paciente en el mundo en beneficiarse de esta terapia, que ofrece esperanzas a una veintena de pacientes participantes.

 

Intervención similar al implante coclear

 

La intervención, similar a la cirugía que se realiza con el implante coclear, consiste en administrar una versión modificada del gen OTOF durante una breve cirugía. Los resultados obtenidos y que han tenido un amplio eco mediático, han superado las expectativas, conisguiendo que Opal tenga una audición prácticamente normal en tan solo seis meses.

El doctor Richard Brow, pediatra del hospital Addenbrooke  de Cambridge, se ha felicitado por el éxito obtenido, asegurando que "es muy importante para ellos poder implementar el tratamiento lo antes posible" para que así puedan preservar "el lenguaje expresivo, la comunicación social y el desarrollo cognitivo".

Foto: Cambridge University Hospitals