Salud auditiva

Otitis, sordera, ruido...


La salud auditiva. Como cuidarla.

volver
En una publicación del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia definen la salud auditiva como: "La capacidad efectiva sana del ser humano para oír, ligada a la función de comunicar a través del lenguaje, dicha capacidad depende de las estructuras y fisiología del órgano de la audición, del grado de maduración del individuo y del ambiente sociocultural en el que se desenvuelve".
Es una definición que se ajusta a la realidad en casi todos los aspectos. Podríamos añadir que, a pesar de que la persona pueda oír bien y comunicarse, puede tener síntomas auditivos que le condicionen negativamente en lo que a su salud se refiere. Nos referimos a síntomas como los acúfenos, tan frecuentes y a veces desagradables, o la sensación de oído tapado, u otros síntomas similares que pueden amargar la vida del paciente.
Pero vayamos a las recomendaciones sobre los cuidados que podemos tener para conservar la salud auditiva:
  • Es importante evitar los ruidos fuertes. El ruido es una de las causas más frecuentes de los acúfenos y de la pérdida auditiva, si nos sometemos a niveles altos durante el tiempo suficiente. Y no olvidemos que no es únicamente el ruido el que puede ser lesivo. Sonidos agradables como la música también son lesivos si superan los decibelios permitidos. Importante protegerse en el trabajo ruidoso, evitar los auriculares a volumen elevado (recordar la regla 60-60), tener cuidado en los conciertos y lugares de ocio con música a elevado volumen.
  • Evitar introducir instrumentos en el conducto auditivo, incluso los bastoncillos pueden resultar peligrosos. Son posibles lesiones en la piel del conducto o incluso en el tímpano.
  • Tener cuidado con el agua, más con la que puede no estar convenientemente tratada. Y, sobre todo, seque bien sus oídos tras el baño. La humedad en el conducto auditivo puede provocar desagradables síntomas, incluso infecciones muy dolorosas.
  • Los resfriados, las rinitis, faringitis, etc. pueden complicarse con una otitis aguda que es importante tratar para evitar secuelas auditivas.
  • Acuda al especialista si cree que no oye bien o si tiene algún otro síntoma relacionado con los oídos o la audición.
  • Vigile la audición de los niños, en casa y en el colegio. La otitis media secretora, tan frecuente en los niños en edad escolar, puede pasar desapercibida, y dejar secuelas, si no se controla y trata a tiempo.

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos

Viviendo el sonido Viviendo el sonido