Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Más de 200 medicamentos pueden causar pérdida de audición

El titular parece alarmista, pero está avalado por un estudio realizado por la Asociación norteamericana del Habla, Lenguaje y Audición, ASHA (siglas en inglés). Esta asociación señala los medicamentos ototóxicos que se utilizan para tratar infecciones graves, cáncer y enfermedades de corazón como probables inductores de pérdida de audición. Estos fármacos, que suelen prescribirse a personas mayores que habitualmente toman más medicamentos y de forma crónica, dañan las células sensoriales de la cóclea del oído interno.

En algunos casos, los medicamentos producen una pérdida de audición temporal (cambio temporal de umbral auditivo). Una vez que se deja de tomar la medicación, se recupera la capacidad auditiva. Sin embargo, otros medicamentos pueden producir un daño permanente en el oído interno y provocar una pérdida de audición permanente (cambio permanente del umbral auditivo).

Entre los medicamentos que pueden producir una pérdida de audición temporal se incluyen la aspirina, si se ingieren grandes dosis, y los fármacos esferoidales antiinflamatorios como el ibuprofeno y el naproxeno.

Entre los medicamentos ototóxicos que causan un daño permanente se incluyen ciertos antibióticos aminoglucósidos, en particular, la gentamicina, estreptomicina y neomicina, y los fármacos usados también en procesos quimioterapia para el tratamiento del cáncer como la ciclofosfamida, cisplatino, bleomicina y carboplatino.

Completa esta nómina los medicamentos diuréticos, como la furosemida o bumetanida, que se emplean para tratar la hipertensión y el paro cardíaco, y que también pueden producir también pérdida de audición.


Fuente: hear-it.org