Noticias

Las alergias primaverales pueden causar problemas de audición

29 marzo, 2017

alergias primaverales
Share

La primavera es la estación preferida para muchas personas. Pero seguro que no opinan igual aquellas que sufren las temidas alergias primaverales, que implican tos y mucosidad, ojos irritados, problemas respiratorios y estornudos. Un cuadro sintomático que, además, si no se previene y controla, puede perjudicar al oído y a nuestra capacidad auditiva. La prevención, de nuevo, es clave para tratar estos cuadros alérgicos.

Aunque pueda sorprender, las alergias primaverales pueden derivar en problemas de audición. Y es que, si bien es cierto que las principales afectadas por este fenómeno suelen ser las vías respiratorias, así como la nariz y los ojos, la conexión que existe entre el oído, la nariz y la garganta a través de la trompa de Eustaquio contribuye a que el primero también pueda verse perjudicado. De hecho, muchas veces estos cuadros alérgicos van acompañados de molestias auriculares o sensación de taponamiento, algo que podría acabar derivando en una leve pérdida de audición. Por esta misma conexión, la inflamación y acumulación de mucosidad en las vías respiratorias pueden derivar en otitis, rinitis o infecciones en el oído.

También en algunos pacientes con dermatitis atópica o con rinoconjuntivitis estacional se han constatado episodios de picores en el conducto auditivo externo y eccemas (sequedad).

Es cierto que las alergias son inevitables para aquellos y aquellas que las padecen. Pero sí que existen tratamientos para paliar sus efectos y evitar la afectación de nuestra capacidad auditiva. El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad online Viviendo el Sonido, insiste en la conveniencia de actuar rápido cuando aparecen los primeros síntomas: “Es importante ir al médico para tratar las alergias y mantenerlas bajo control, ya que, de esta manera, evitaremos que puedan surgir inflamaciones e infecciones en el oído”.

No hay que refrenar los estornudos
Otro consejo importante: no hay que reprimir los estornudos. María Andrea Ricardo, responsable del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Británico y médica asesora de GAES Centros Auditivos, recuerda que “si obturamos las fosas nasales durante el estornudo ese flujo de aire ingresará por la trompa de Eustaquio llegando con gran presión al oído medio. Esta corriente de aire puede provocar desde dolor intenso hasta la ruptura del tímpano o del oído interno, con la consecuente pérdida auditiva que podría ser transitoria o definitiva”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *