Implantes auditivos

Volver a oír, volver a sentir

Los implantes auditivos son la solución auditiva más recomendada para determinadas pérdidas de audición. Tanto los implantes cocleares, como los osteointegrados y los de oído medio Carina ayudan a que adultos y niños vuelvan a oír y recuperen su propia banda sonora.

Los implantes auditivos cambian la vida de quiénes los llevan. Suponen una de las alternativas más fiables para aquellas personas con hipoacusia o pérdida de audición a las que los audífonos, por el tipo de pérdida que tienen, no les aportan los beneficios esperados. Gracias a estas soluciones auditivas, sus usuarios vuelven a oír y a sentir. Porque oír bien cambia la vida. 

¿Cuándo es útil un implante auditivo?

Los implantes auditivos son una solución muy eficaz para adultos y niños con pérdida auditiva bilateral o unilateral, a los que la amplificación del sonido proporcionada por los audífonos no les resulta suficiente o posible para comunicarse. Dependiendo del tipo de pérdida de audición, los especialistas recomendarán un implante coclear o uno osteointegrado.

¿Qué tipo de implantes auditivos hay?

Podemos diferenciar dos tipos principales de implantes auditivos: el implante coclear y el implante osteointegrado. El primero se recomienda para personas que tienen la cóclea con la función limitada o dañada, mientras que el segundo se prescribe a personas cuya pérdida de audición es de tipo conductiva o mixta (también neurosensorial) pero la cóclea sí que les funciona bien, entre otros casos. 

En el caso del implante coclear, hablamos de un dispositivo médico electrónico que sustituye la función del oído interno dañado. Tiene dos partes: una externa, llamada procesador de sonido, y una interna, que se ubica en el oído interno mediante una intervención quirúrgica sencilla.  

Por su parte, el implante osteointegrado traslada el sonido a través del hueso directamente al oído interno en forma de vibraciones y sin forzar el conducto auditivo. 

Hay un tercer tipo, el implante de oído medio Carina, cuya particularidad es que no tiene un dispositivo externo, sino que toda la tecnología está oculta bajo la piel, por lo que es 100% invisible.

¿Edad para usar un implante auditivo?

Pueden beneficiarse tanto adultos como niños. Oír bien es necesario para el desarrollo de las habilidades lingüísticas y sociales de los más pequeños. Por este motivo, una detección temprana de pérdida de audición es clave y los especialistas, cuando es necesario, avalan la colocación de implantes auditivos en niños y niñas a partir de 12 meses. En el caso de los adultos, también se recomienda utilizar este tipo de soluciones auditivas cuánto antes para conseguir mayores beneficios a nivel de autonomía personal e interacción social.

Guía del Implante Coclear

Una familia feliz durante un picnic en un jardín

Para saber más

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda