Consejos de comunicación

Cuidar la audición de quienes más queremos

Porque nos preocupamos; porque siempre una ayuda externa es importante y, a veces, es fundamental; y porque les queremos. Cuidar de la audición de las personas que más apreciamos es un reflejo natural y para hacerlo de la mejor manera posible hay que saber algunas cosas que nos pueden ayudar.

A veces queremos ayudar y no sabemos cómo, nos gustaría hacer más fácil la vida de las personas que queremos pero nos asusta que se sientan incómodos. Nosotros tenemos una larga experiencia que podemos compartir contigo, podemos hacerte recomendaciones para vigilar la audición de tus seres queridos, darte consejos para facilitar vuestra comunicación sin esfuerzo o llamar la atención sobre los grupos más vulnerables.

Ayuda a detectar una pérdida de audición

Algunos indicios nos pueden señalar que un ser querido está perdiendo audición y puede que seamos las únicas personas que lo percibimos así que no está de más fijarse en pistas que no permiten detectar lo antes posible el problema:

  • A menudo, pide que le repitan palabras sueltas o frases completas, con más claridad.
  • Cuando hay ruido ambiental le cuesta seguir las conversaciones.
  • Nos damos cuenta de que cuando alguien le habla directamente se fija en sus labios.
  • Se queja, constantemente, de que la música o la televisión tienen el volumen demasiado bajo.
  • Ha ido subiendo el volumen del teléfono móvil y cada vez se lo acerca más al oído.

Si detectamos varios de estos indicios lo mejor es recomendar a la persona que queremos que visite a un profesional para someterse a una revisión auditiva.

¿Cómo les ayudamos a oír mejor?

Algunas medidas muy simples pueden ayudar a que las personas que queremos nos escuchen mejor y que se sientan bien. Consíguelo de la manera más fácil:

  • Si hablamos de forma clara y natural no hace falta alzar la voz.
  • La comprensión es más fácil si hablamos cara a cara, para que nos puedan leer los labios.
  • Si nos acercamos, escucharnos es más sencillo.
  • Hablemos de uno en uno, muchas voces a la vez dificultan el entendimiento.
  • Evitemos los ruidos ambientales que distraen y "ensucian" la conversación.
  • Escojamos cines con sistemas de ayuda auditiva compatibles con audífonos.
  • En los restaurantes, elijamos las mesas más tranquilas.
  • Al hablar en público, lo haremos con un micrófono y, sobre todo, con calma.
  • En un tono positivo, la conversación es más comprensible.

Para cualquier otra indicación, consulta con los profesinales la forma de mejorar nuestra comunicación.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda