Prevención de pérdida auditiva

Consejos sencillos para cuidar tu salud auditiva

Nuestros oídos son una de nuestras ventanas al mundo que nos rodea y por eso es importante que nos preocupemos por ellos. Prestando atención a algunas medidas podemos mejorar fácilmente nuestra salud auditiva y prevenir problemas derivados de la exposición cotidiana a ruidos intensos, las infecciones o la falta de revisiones periódicas.

La prevención es fundamental para mejorar nuestra audición y para aplazar su deterioro. A veces, algunos gestos simples nos pueden ayudar a cuidar nuestros oídos, que son uno de los canales más directos para relacionarnos con el mundo que nos rodea. No hacen falta grandes gestos, sólo prestar un poco de atención en nuestro día a día.

Un poco de cuidado auditivo cotidiano

  • Si escuchas música con auriculares, hazlo a un volumen moderado: que la música te permita escuchar los sonidos de tu alrededor.
  • Limpia tus oídos con agua y jabón en vez de utilizar bastoncillos.
  • Si en tu entorno hay sonidos intensos y constantes, busca espacios de tranquilidad. Deja descansar tus oídos de vez en cuando.
  • Cuando hagas deportes acuáticos toma precauciones, utiliza tapones y sécate bien después de los baños, para protegerte de la presión y de la humedad.
  • Si trabajas con equipos ruidosos, utiliza protección auditiva.
  • Tus oídos son especialmente sensibles a infecciones así que no te olvides de ellos cuando pases por gripes o catarros.
  • Si se te tapan los oídos al viajar en tren o en avión, haz la maniobra de Valsalva: tápate la nariz, cierra la boca y trata de expulsar el aire.

Evita agresiones sonoras innecesarias

  • Protégete de ruidos fuertes y repentinos, golpes, cláxones, tráfico, martillos...
  • Evita escuchar música excesivamente alta a través de tus auriculares.
  • ¿Sabes que el consumo de alcohol y tabaco puede influir en la transmisión del sonido al cerebro?
  • No introduzcas objetos extraños en tus oídos, ni siquiera para limpiarlos, puedes provocar tapones o incluso lesiones involuntarias.
  • Algunos fármacos también pueden dañar tu salud auditiva, reduce su consumo, sobre todo, el de antibióticos.
Público escucha música durante un concierto

Proteccion auditiva

Descubra nuestra gama de tapones moldeados personalizables.

No pierdas de vista tus oídos

Los oídos son un mecanismo extremadamente complejo, consulta siempre con los profesionales.

  • En niños y niñas presta atención al ritmo de aprendizaje y al habla, porque pueden revelar posibles problemas auditivos.
  • A partir de los 25 años, revisa tu audición cada año.
  • Cuando llegues a los 50 años, aumenta la atención a tus oídos, porque a partir de esa edad puede empezar a aparecer la pérdida auditiva.

Es recomendable pasar test auditivos preventivos, sobre todo si tienes antecedentes familiares de pérdida auditiva. Ante cualquier duda o molestia en tus oídos, visita a tu médico, evita automedicarte. 

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda