Causas de la pérdida auditiva

¿Por qué estoy perdiendo audición?

La pérdida auditiva o hipoacusia afecta a un 8% de los españoles. Y, en todos los casos en los que no se pone solución, supone un condicionante para su calidad de vida. Las causas de esta pérdida de audición pueden ser varias, dependiendo de las características de cada persona, y darse a cualquier edad.

Oír peor es vivir peor. La buena noticia es que en el 90% de los casos, la pérdida auditiva tiene solución. Por eso es importante reaccionar de forma rápida ante cualquier indicio de hipoacusia.

¿Por qué oigo peor?

La pérdida de audición o hipoacusia puede aparecer en cualquier momento y por diferentes causas:

  • Envejecimiento natural: es la causa principal de la hipoacusia. Los datos son ilustrativos: afecta a más del 40% de los mayores de 60 años, y supera el 90% en mayores de 80.
  • Factores hereditarios: los hijos lo heredan de sus padres o abuelos.
  • Infecciones víricas como la escarlatina, el sarampión o la meningitis: estas patologías pueden dañar el oído y provocar un déficit auditivo más o menos grave. La otitis mal curada también puede causar pérdida de oído.
  • Trauma acústico: los ruidos muy fuertes pueden dañar la delicada estructura interna del oído. La fuente sonora puede estar relacionada con nuestro trabajo, nuestro entorno (obras, fiestas, tráfico) o nuestras aficiones (escuchar música a un volumen demasiado elevado, cazar...).
  • El abuso de sustancias como fármacos ototóxicos, alcohol y tabaco también pueden ser nocivos.
  • Diabetes: aumenta en un 200% las probabilidades de desarrollar hipoacusia.

Síntomas de la pérdida de audición

Una manera rápida y sencilla de constatar si tienes indicios de pérdida de audición es ver si te identificas (tú o un familiar) con alguna de estas situaciones:

  1. Necesitas que te repitan las palabras o frases cuando te hablan.
  2. Te cuesta seguir conversaciones cuando hay varias personas hablando a la vez o mucho ruido.
  3. A veces no percibes sonidos agudos como el teléfono o el timbre.
  4. Te dicen que pones la radio o la televisión demasiado alta.
  5. No notas cuando te llaman desde atrás. 
  6. Te resulta complicado comprender algunas partes de una conversación.
  7. Los tonos altos de consonantes como C-S-F-Z son los primeros en dejarse de oír. Así, una persona con hipoacusia no oirá las consonantes S, F y Z de la palabra “esfuerzo”, pudiendo confundirla con “Huerto”.
Un hombre mayor durante una prueba auditiva en una cabina insonorizada
Test auditivo: Revisa tu audición

Verificar la calidad de tu audición es una medida preventiva importante para tu salud y tu bienestar. Revisa tu audición en 6 situaciones de conversación diferentes.

Test auditivo online

Oír bien es vivir bien

Reconocer los síntomas de pérdida de audición y combatir la hipoacusia con audífonos, un implante coclear o un implante osteointegrado te ayudará a recuperar tu calidad de vida:

  • Disfrutarás de nuevo de tu vida social, volviendo a participar en actividades de grupo, charlas, reuniones de amigos y familiares…
  • Al comunicarte mejor, aumentarás de nuevo tu grado de seguridad personal y autoestima.
  • Activarás tu actividad mental con nuevas informaciones.
  • Te sentirás mejor, aumentando tu calidad de vida global. Porque oír bien es vivir mejor.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda