Noticias, Responsabilidad social

Conciliación e igualdad, dos valores en auge

23 abril, 2015

Share

La igualdad de oportunidades en el trabajo y el derecho a conciliar horario laboral y familiar son dos elementos que se le exigen a todas las empresas. Que han de formar parte de su cultura y dinámica periódica. Sin embargo, y a pesar de que se trata de dos valores en auge, el avance es aún lento. Así coincidieron en señalarlo los participantes en las sextas Jornadas sobre Conciliación e Igualdad que organiza GAES.

Mar Turrado, directora general de Bravo Capital, fue una de las ponentes en estas jornadas, celebradas en el Centro de Interpretación de la Barcelona World Race. Turrado hizo un diagnóstico reivindicativo de la situación: “A pesar de que hemos avanzado, parece que la igualdad de género no termina de llegar al mundo empresarial. Las mujeres casi no tienen presencia en los consejos directivos y, cuando sí la tienen, es porque en esa compañía tienen códigos de buen gobierno que así lo establecen”. La solución pasa, según la directora general de Bravo Capital, por evitar distinciones: “Hoy en día ya no hay una empresa y una familia, sino una vida que integra los dos ámbitos”.

Conchita Gassó, presidenta del Comité de Igualdad de GAES, fue la encargada de abrir las jornadas, insistiendo en que “las empresas han de estar convencidas de que es posible compaginar una carrera profesional de éxito con una rica vida personal”. Por eso, remarcó, “en nuestro caso nos esforzamos por impulsar medidas que garanticen el bienestar y la motivación de las personas que trabajan en nuestra compañía, para que puedan desempeñar sus funciones de la manera más cómoda y tranquila posible y, a la vez, disfrutar de una vida personal y familiar satisfactoria”.

En las jornadas también partició Albert Campabadal, vicepresidente del Grupo SIFU, que insistió en que en la actualidad “lo más importante ya no es el horario, sino los resultados que obtenemos a final de mes; y ante esta coyuntura, es fundamental que cada uno sea capaz de organizarse”.

Ana Corbella, la única regatista en la última edición de la Barcelona World Race, puso el énfasis en la educación en los colegios “ya que los niños son precisamente los empresarios del futuro”.

Las jornadas las cerró Sor Lucía Caram, monja promotora del Grupo de Diálogo Interreligioso de Manresa, el Proyecto MOSAIC de Salud Mental y la Fundació Rosa Oriol, que apuntó a un problema de base que lastra la igualdad de oportunidades y la conciliación: “Hemos situado en el centro al capital y no a la persona”.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *