Implantes de oído medio Carina

Carina, el implante invisible para el oído medio

El sistema Cochlear Carina se caracteriza por ofrecer una audición totalmente invisible. A diferencia de los audífonos o los implantes coclear y osteointegrado, esta solución auditiva no tiene dispositivo externo. Todos sus componentes están bajo la piel, por lo que es 100% invisible.

A diferencia de los audífonos, que amplifican y transmiten el sonido a través del canal auditivo hasta el oído medio, el implante Carina se conecta con las estructuras del oído medio y transmite los sonidos directamente al oído interno. Gracias a esta tecnología única, este implante auditivo permite oír bien en cualquier situación y durante las 24 horas del día. No se cae, no se pierde ni se olvida, porque el implante Carina siempre va con su usuario/a.

¿Cómo funciona el implante invisible?

El implante Carina cuenta con un micrófono implantable que capta el sonido a través de la piel y lo envía al procesador interno, que recibe esta información acústica y la transmite al sistema fijo MicroDrive™. Este sistema convierte las señales eléctricas en vibraciones mecánicas y acciona los huesecillos del oído, permitiendo a quién lo lleva oír el sonido de una manera clara y natural. Además, al ser totalmente implantable, no hay riesgo de caída o pérdida, aparte de que ofrece servicio de forma ininterrumpida, las 24 horas y en todas las situaciones posibles.

¿Quién puede llevar un implante Carina?

El Sistema Cochlear Carina está indicado para personas con pérdida auditiva neurosensorial de moderada a severa o con una pérdida auditiva mixta, situaciones en las que la mayoría de afectados reconocen que el audífono ya no les resulta suficiente para su día a día.

Pasos a seguir para el implante Carina

El proceso de implantación del Sistema Cochlear Carina es muy similar al del resto de implantes. El primer paso es la consulta con un otorrino, que deberá confirmar la idoneidad del candidato/a para este tipo de solución auditiva. En caso de que así sea, y tras el visto bueno del cirujano, se le practicará una sencilla intervención, con anestesia general en un entorno ambulatorio, que suele durar de 1 a 2 horas y no suele requerir pasar la noche en el hospital. Luego, tras el proceso de cicatrización, que puede durar hasta 8 semanas, se activa el implante. Y dos semanas después, el implante Carina acaba de ajustarse según las preferencias y la propia experiencia del usuario/a durante esos 15 días.

Con un Sistema Carina® puedes oír:

  • Cuando te despiertas
    No te pierdas la alarma del despertador
  • En la ducha
    No necesitas quitarte el dispositivo.
  • Cuando vas en bici al trabajo
    Puedes usar casco y oír el tráfico.
  • En reuniones
    Siente confianza y no te pierdas los detalles importantes.
  • En la piscina
    Ve a nadar o sal a correr bajo la lluvia.
  • Con polvo, lluvia o viento
    Puedes trabajar y dedicarte a tus pasatiempos.
  • Cuando sales
    En restaurantes bulliciosos con amigos y familiares.
  • Mientras duermes
    No dejes de escuchar el llanto de tu bebé por la noche.

“El implante me da una sensación de más libertad.”

Stefan, usuario de Carina

Descárgate el folleto informativo

Descargar para más información sobre Carina

Descargar
Archivio: PDF
Tamaño: 1.29 mb

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda