Infección del oído por piercing

Causas, síntomas y tratamiento

Piercing en la oreja infectado: todo lo que necesitas saber

En algunas ocasiones, a pesar de que se ha realizado en un centro especializado y se han respetado todas las normas de higiene para la cicatrización, se produce una infección por el piercing. Veamos como tratarla.

Infección En El Lóbulo De La Oreja Perforada

Cuando se perfora la oreja, es normal notar un ligero dolor durante unas semanas. Se habla de infección cuando a esta sensación se añade enrojecimiento, hinchazón e irritación. Lo importante es actuar a tiempo para evitar que el problema se agrave.

Infección de un piercing viejo en la oreja

Si no se trata correctamente, con los años la infección puede agudizarse y tener consecuencias más graves para el organismo. En estos casos, se aconseja realizar una visita al dermatólogo a fin de saber la causa específica del problema.

Tragus, septum y helix infectados

En caso de piercing especiales, como helix, trago, torre o daith, es necesario que la persona que realiza la intervención indique de forma detallada el tratamiento que se debe llevar a cabo para ese tipo concreto de perforación. Varían la frecuencia de las normas higiénicas y los plazos de curación.

¿Cómo saber si se me infectó el piercing de la oreja? Síntomas

Es bastante sencillo reconocer una infección en la oreja provocada por piercing. Los principales síntomas son:

  • enrojecimiento e hinchazón alrededor de la herida
  • sensación de latidos o calor en la zona del piercing
  • dolor al tacto y sensibilidad excesiva 
  • secreciones con mal olor de líquido amarillento o verdoso (pus)
  • fiebre

Oreja hinchada y roja después del piercing

Después de un piercing, es bastante normal notar en la oreja dolor, que puede durar incluso unas semanas. Es diferente si este dolor persiste y está acompañado de otros síntomas, por ejemplo, si sale pus del piercing, se produce fiebre o se notan latidos.

Me sale pus de un piercing en la oreja

En general, las infecciones bacterianas producen la acumulación de pus alrededor de la herida realizada por el piercing en la oreja. Si no se le presta atención, podría ser necesario realizar un drenaje quirúrgico con la consiguiente posible formación de cicatrices.

Bolitas por piercing infectado en el cartílago

A veces, salen bultos en la piel (queloides) en respuesta a la lesión provocada por el piercing en la oreja. Pueden desaparecer solos después de unos meses, pero en ocasiones es necesario extraerlos quirúrgicamente. En cualquier caso, consulta con el médico si se producen otros síntomas asociados al granuloma.

¿Por qué se infecta un piercing? Causas

Las infecciones pueden estar provocadas tanto por la persona que realiza el piercing durante el procedimiento de perforación, si no se respetan las condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas, como posteriormente, durante el periodo de cicatrización, si no se realizan los tratamientos indicados después de la perforación o no se hace correctamente, o por contacto con bacterias presentes en nuestras manos.

¿Qué pasa si mi piercing se infecta?

Si se tratan de forma rápida con soluciones caseras o con la prescripción de antibióticos por parte del médico, las infecciones de la oreja debidas a un piercing se pueden solucionar en poco tiempo sin consecuencias destacables. En caso contrario, pueden provocar, entre otros, absceso, sepsis, síndrome de shock tóxico, cicatrices o reacciones alérgicas.

¿Cómo curar la infección de un piercing?

En presencia de síntomas por infección o por una reacción alérgica, para curar un piercing infectado en las primeras 48 horas se puede recurrir a remedios caseros, como el agua con sal; si el problema persiste o en caso de fiebre, es necesario consultar al médico para evitar complicacione.

Remedios caseros

Limpiar el piercing con una solución salina dos veces al día. Se puede comprar ya preparada o hacerla en casa utilizando agua y sal.

Cuando visitar a un doctor

Si la infección no mejora en 48 horas o en caso de fiebre, aconsejamos consultar con el médico. Probablemente prescribirá la aplicación local de cremas antibióticas o la administración de antibióticos orales.

Que evitar durante el tratamiento

Durante el periodo de tratamiento de la herida, es necesario evitar la exposición al sol, contacto con la arena, el agua de las piscinas y los cosméticos. Asimismo, no sacar nunca el piercing durante más tiempo del necesario para su limpieza.

Cómo prevenir la infección del oído por piercing

Para evitar una infección en la oreja, en primer lugar, es fundamental dirigirse a un centro autorizado y especializado, evitando los piercings realizados por aficionados. En segundo lugar, es necesario respetar con constancia todas las normas higiénicas recomendadas por la persona que ha realizado el piercing, lavándose siempre las manos antes de tocar la zona que debe cicatrizar.

Localiza tu centro auditivo Gaes

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda