Otitis Interna: Síntomas y Tratamiento

Otitis Interna: cómo prevenirla, reconocerla y enfrentarla

La otitis interna se conoce también como Laberintitis, porque es una inflamación del oído interno en el que se encuentra el laberinto. Las afecciones en esta parte del oído son muy incapacitantes, porque allí es donde radica nuestro equilibrio y la ubicación espacial. 

La otitis interna tiene un origen incierto, pero el resultado tiene un considerable impacto. En esa parte del oído se encuentran el laberinto y el nervio vestibular, que se encargan de mantener nuestro equilibrio y nuestra ubicación espacial, de manera que su inflamación afecta a estas capacidades fundamentales.

Síntomas más comunes de Otitis Interna

La otitis interna se manifiesta de manera habitual a través de vértigos, la sensación de que las cosas o uno mismo se mueven de manera incontrolada. También es común la aparición de mareos, junto a náuseas, vómitos o pérdida de equilibrio. De la misma manera, suele detectarse una pérdida temporal de audición en el oído afectado, así como zumbidos unilaterales.

Causas más probables de Otitis Interna

No hay consenso en cuanto al origen de la otitis interna. La versión más aceptada es que está producida por una infección vírica, aunque hay una fuerte discusión al respecto. En otras ocasiones se considera una complicación de una otitis media en la que la infección se ha extendido, por ejemplo. 

Curas y Tratamiento para esta enfermedad

Acostumbra a tratarse como una infección, es decir, con una pauta de antibióticos, una vez ha sido diagnosticada convenientemente por un especialista. Las curas se completan con rutinas de mejora de los hábitos, por ejemplo, eliminando situaciones de ansiedad que agravan el problema o con medidas de habituación y de reeducación.

Otitis Interna en los Niños

Hay variedades concretas de otitis internas, es decir, de inflamaciones del oído interno específicas de la infancia, síndromes que se desencadenan por la presencia de partículas extrañas o por la acumulación de líquido en esta parte del oído. Producen vértigos momentáneos que desaparecen por sí mismos, pero que pueden generar náuseas o vómitos. Es habitual que estas afecciones desaparezcan con el proceso de crecimiento. 

Cuidamos de ti sin que salgas de casa

Horario especial y contacto de centros

Ver información

Comprueba tu audición desde casa

Test online

Compras y reparaciones a domicilio

Ver servicios