Otitis Media: Síntomas y Tratamiento

Otitis Media: cómo prevenirla, reconocerla y enfrentarla

Un resfriado, un catarro o una infección respiratoria pueden provocar la inflamación del oído medio, una afección que es especialmente habitual en niños y niñas y que, si no se ataja adecuadamente, puede provocar infecciones más amplias, pérdida auditiva permanente e, incluso, problemas en el desarrollo del lenguaje.

La mayor parte de los niños y niñas sufren durante su infancia alguna otitis media. Es una de las afecciones auditivas más convencionales y, al mismo tiempo, acostumbra a afectar más a los niños que a los adultos. A pesar de su extensión, las consecuencias pueden ser graves si no se ataca convenientemente. 

Causas y Síntomas de la Otitis Media

La otitis media es una inflamación del oído medio que se produce cuando se acumula el líquido que debería drenarse. Esta acumulación se puede deber a las consecuencias de un simple resfriado, un catarro o una infección respiratoria. Esta inflamación se manifiesta de diferentes maneras, teniendo en cuenta que los pacientes más habituales son los niños. Habitualmente produce un dolor intenso, lo que provoca molestia constante (que el niño se toque o se intente presionar o rascar el oído), irritabilidad, además de fiebre, supuraciones, dificultades para dormir o pérdidas auditivas momentáneas.

Los diferentes tipos de Otitis Media

Normalmente se distinguen diferentes tipos de otitis media, en función de su manifestación. Cuando el líquido que supura es acuoso, se conoce como otitis serosa, mientras que cuando se trata de un fluido más purulento, se habla de otitis media supurativa. La diferencia radica en la capacidad para drenar el líquido acumulado en el oído. 

Por otro lado, también se establece una diferencia entre otitis aguda, otitis subaguda y otitis crónica. En la primera destaca la tos en acceso, pero también se produce dolor de oídos, supuración de líquido por el oído o inflamación evidente; la segunda se caracteriza por el exudado, es decir, la aparición de líquido en el oído externo, pero sin otros síntomas evidentes; y la tercera se produce cuando los síntomas se prolongan durante más de tres meses.

Tratamiento y Curas para la Otitis Media

El tratamiento habitual pasa por tratar las causas, habitualmente a través de antibióticos para acabar con la infección original, y analgésicos en los casos en los que haya aparecido o persista un dolor intenso. En todo caso, teniendo en cuenta que los niños son los más afectados por esta dolencia, la edad del paciente también condicionará las decisiones del especialista otorrinolaringólogo.

¿La otitis media es contagiosa?

Como los niños se ven particularmente afectados por la otitis media, los padres se preguntan si la otitis media es contagiosa. La buena noticia es que la otitis media, que es una enfermedad independiente, generalmente no es contagiosa. Sin embargo, si es un síntoma concomitante de una infección respiratoria, no se puede excluir la posibilidad de que el agente infeccioso se transmita a otras personas.

Otitis media en niños y bebes

En muchos casos, la otitis media afecta a niños y bebés de seis meses a seis años. En los niños pequeños, la enfermedad no siempre se reconoce de inmediato, porque los signos típicos de otitis media a menudo faltan en estos casos. Los síntomas en un niño tienen más probabilidades de verse en un sueño inquieto o un aumento en el llanto. 

Como a menudo es causado por virus, los antibióticos no siempre tienen sentido para la otitis media. Por lo tanto, en casos de otitis media en niños y bebés, el médico prescribe principalmente analgésicos y medicamentos descongestionantes.

Una infección del oído medio en bebés y niños pequeños generalmente se resuelve sin consecuencias en unos pocos días. Sin embargo, es aconsejable consultar a un médico en una etapa temprana. Un especialista en oído, nariz y garganta puede evaluar y tratar la otitis media de manera competente.

Audífonos y otitis media

La otitis media crónica, en particular, a veces puede conducir a la pérdida de audición. La provisión de audífonos mejora significativamente la calidad de vida en el día a día.

No siempre es aconsejable usar audífonos para la otitis media: los audífonos con auricular en el canal, por ejemplo, no son adecuados para pacientes con otitis media crónica. 

Recomendamos un audífono retroauricular. De esta manera, llega suficiente aire al oído y se puede contrarrestar la inflamación. Deja que tu profesional de la audición Gaes te asesore individualmente para encontrar la solución mejor para ti!.

Cuidamos de ti sin que salgas de casa

Horario especial y contacto de centros

Ver información

Comprueba tu audición desde casa

Test online

Compras y reparaciones a domicilio

Ver servicios