Otitis Media: Síntomas y Tratamiento

Otitis Media: cómo prevenirla, reconocerla y enfrentarla

Un resfriado, un catarro o una infección respiratoria pueden provocar la inflamación del oído medio, una afección que es especialmente habitual en niños y niñas y que, si no se ataja adecuadamente, puede provocar infecciones más amplias, pérdida auditiva permanente e, incluso, problemas en el desarrollo del lenguaje.

La mayor parte de los niños y niñas sufren durante su infancia alguna otitis media. Es una de las afecciones auditivas más convencionales y, al mismo tiempo, acostumbra a afectar más a los niños que a los adultos. A pesar de su extensión, las consecuencias pueden ser graves si no se ataca convenientemente. 

Causas y Síntomas de la Otitis Media

La otitis media es una inflamación del oído medio que se produce cuando se acumula el líquido que debería drenarse. Esta acumulación se puede deber a las consecuencias de un simple resfriado, un catarro o una infección respiratoria. Esta inflamación se manifiesta de diferentes maneras, teniendo en cuenta que los pacientes más habituales son los niños. Habitualmente produce un dolor intenso, lo que provoca molestia constante (que el niño se toque o se intente presionar o rascar el oído), irritabilidad, además de fiebre, supuraciones, dificultades para dormir o pérdidas auditivas momentáneas.

Los diferentes tipos de Otitis Media

Normalmente se distinguen diferentes tipos de otitis media, en función de su manifestación. Cuando el líquido que supura es acuoso, se conoce como otitis serosa, mientras que cuando se trata de un fluido más purulento, se habla de otitis media supurativa. La diferencia radica en la capacidad para drenar el líquido acumulado en el oído. 

Por otro lado, también se establece una diferencia entre otitis aguda, otitis subaguda y otitis crónica. En la primera destaca la tos en acceso, pero también se produce dolor de oídos, supuración de líquido por el oído o inflamación evidente; la segunda se caracteriza por el exudado, es decir, la aparición de líquido en el oído externo, pero sin otros síntomas evidentes; y la tercera se produce cuando los síntomas se prolongan durante más de tres meses.

Tratamiento y Curas para la Otitis Media

El tratamiento habitual pasa por tratar las causas, habitualmente a través de antibióticos para acabar con la infección original, y analgésicos en los casos en los que haya aparecido o persista un dolor intenso. En todo caso, teniendo en cuenta que los niños son los más afectados por esta dolencia, la edad del paciente también condicionará las decisiones del especialista otorrinolaringólogo.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda