Síndrome de Ménière

¿Sabes qué es el Síndrome de Ménière?

Se le conoce como síndorme de Ménière o vértigo de Ménière y provoca síntomas como vértigos, zumbidos, silbidos, dolor o presión en uno de los oídos. El origen está en un aumento del líquido endolinfático en el oído interno afectado por este trastorno. Es una de las causas habituales de pérdida de audición.

Puede afectar a cualquier paciente, pero el síndrome de Ménière se presenta más habitualmente entre los 20 y los 50 años. Es un trastorno con un complicado diagnóstico y acostumbra a degenerar en una pérdida auditiva por lo que es necesario realizar el seguimiento adecuado. 

¿Cuáles son los síntomas del síndrome?

El aumento del líquido endolinfático en el oído interior se manifiesta de diferentes maneras, aunque siempre sólo en un oído. Los síntomas más recurrentes son: 

  • Vértigo y mareos.
  • Acúfenos, tinnitus, zumbidos o pitidos en el oído.
  • Hipoacusia o pérdida temporal de audición, que tiende a recuperarse entre las crisis, pero que con el tiempo puede empeorar.

No existe una prueba definitiva o un síntoma concreto inequívoco para diagnosticar de manera infalible el síndrome de Ménière, así que los médicos especialistas se ven obligados a basarse en la historia clínica del pacientes y a valorar diferentes síntomas y factores. Los indicios más habituales acostumbran a ser:  

  • Dos o más episodios de vértigos prolongados.
  • Zumbidos o silbidos en el oído.
  • Pérdida de audición durante las crisis.
  • Sensación de que el oído está lleno.

Causas del Síndrome de Meniere

Se desconocen las causas exactas de la enfermedad. Sin embargo, se sospecha que los ataques de vértigo y la hipoacusia que ocurren son causados por un aumento de la presión del líquido en la cóclea del oído interno, clínicamente se llama hidrops endolinfático.

Se cree que esto causa pérdida auditiva y zumbidos en los oídos. Sin embargo, no se entendió claramente todavía cómo se produce el exceso en el líquido.

Los expertos también sospechan que la enfermedad de Menière puede ser causada por un virus, que puede afectar el oído interno. El oído interno está ubicado cerca del órgano de equilibrio, y por eso la inflamación puede causar mareos.

Cabe señalar que los acúfenos y los mareos también pueden surgir de manera diferente. No siempre tiene que ser debido a la enfermedad de Meniere. Se recomienda consultar a un médico otorrinolaringólogo para los síntomas mencionados.

Entre las otras posibles causas todavía no demostradas hay :

  • Alergias
  • Factores hereditarios
  • Migraña
  • Heridas en la cabeza

Diagnóstico de la Enfermedad de Meniere

Generalmente, la enfermedad de Ménière la diagnostican y tratan los otorrinolaringólogos, que es el médico especializado en trastornos del oído, nariz y garganta. Sin embargo, para hacer un correcto diagnóstico, no existe una prueba definitiva o un único síntoma que puedan servirle como prueba de que existe dicha enfermedad. Para hacer el diagnóstico se basa en la historia médica de la persona y la presencia de otros factores como: 

  • Dos o más episodios de vértigo de 20 minutos de duración.
  • Zumbido, rugido o silbido en los oídos.
  • Pérdida temporal de audición.
  • Sensación de que el oído está lleno.

¿Cómo se trata la Enfermedad de Meniere?

Todavía no hay una cura definitiva para esta enfermedad, por lo que el tratamiento combina la terapia médica y la de comportamiento. Los fármacos, el control de la dieta, la reducción de la ingesta de sal, la mejora de los hábitos alimentarios y el control de los estados de ansiedad, son medidas habituales. Estos tratamientos tienen un efecto positivo en el control y alivio de los síntomas en un 85% de los pacientes.

Duración y complicaciones del síndrome

El curso de la enfermedad de Meniere es impredecible y varía mucho de un individuo a otro. El mareo constante conduce a la incertidumbre y la ansiedad entre los pacientes. Un ataque de mareo puede ocurrir solo una o más veces.

La enfermedad es muy estresante porque no es posible predecir cuándo ocurrirá el mareo sucesivo. Esto puede aparecer después de unos días y semanas o incluso años. Por ejemplo, puede perjudicar la vida cotidiana o incluso reducir significativamente la calidad de vida, ya que existe un temor constante a nuevos ataques. El estrés también favorece los nuevos episodios de vértigo. Los afectados se retiran cada vez más a una vida privada y la gana de hacer actividades de ocio puede sufrir de esta condición.

Es positivo que los ataques de mareos disminuyan en el curso de la enfermedad. Sin embargo, la pérdida auditiva aumenta con el tiempo, y algunos pacientes llegan a no oír para nada en el oído afectado.

En pacientes con Síndrome de Meniere, existen profesiones que necesitan un excelente sentido del equilibrio que deben interrumpirse temporalmente, algunos ejemplos pueden ser trabajos como piloto o conductor de autobús.

Pérdida de audición, en esta situación un audífono puede ser una ayuda fundamental en pacientes con síndrome de Menière.

Audífonos para la Síndrome de Meniere

La pérdida de audición causada por la enfermedad de Meniere puede conducir a una menor calidad de vida. Los afectados a menudo sufren en un entorno social debido a la mala audición. Los audífonos pueden contrarrestan estos problemas.

Sin embargo, el suministro de audífonos es difícil debido al curso de la enfermedad. Debido a la capacidad auditiva fluctuante, se necesitan ajustes regulares. Además, los pacientes sufren de sensibilidad severa al ruido en el oído enfermo. Sin embargo, le recomendamos que use un audífono y proteja su audición en situaciones ruidosas utilizando una protección auditiva personalizada.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda