¿Puedo usar mi audífono en la playa?

Audífonos en la playa: ¿qué hacer?

Por fin ha llegado el verano y la posibilidad de disfrutar de los días al aire libre. Hay quien piensa en reservar sus vacaciones en el mar y quien probablemente ya ha viajado para disfrutar de la magia de aguas cristalinas y arena dorada.

¿Cómo comportarse en la playa si se usa un audífono?

Para quien sufre de hipoacusia, el audífono es una ayuda imprescindible en cualquier situación que no puede dejarse en casa. Por lo tanto, es importante asegurar unas medidas específicas cuando estamos en el mar, para garantizar un correcto mantenimiento y conservación del audífono también en este contexto. He aquí algunos consejos útiles sobre cómo gestionar el audífono en la playa.

1. Mantener el audífono alejado de la arena

El primer peligro que debemos evitar para el audífono es la arena. Cuando estamos en la playa el simple gesto de apoyar el dispositivo en la toalla para ir a disfrutar de un baño puede suponer un grave riesgo para el correcto funcionamiento de este. Puede entrar arena en la prótesis auricular provocando daños incluso permanentes. Por lo tanto, es conveniente, si necesitas quitarte el audífono, guardarlo en un contenedor adecuado dentro de una bolsa cerrada en la que no haya toallas y que se mantenga apartada de la arena.

2. Quitar el dispositivo antes de aplicar el protector solar

Los bronceados spray y las cremas de protección para el sol pueden suponer otro peligro para el aparato si, por equivocación, entran en contacto con este. Antes de aplicar estos productos en el cuerpo y en la cara, es importante quitarse el audífono teniendo cuidado de llevar a cabo esta operación con las manos limpias y perfectamente secas, y guardarlo en el contenedor específico dentro de la bolsa. Después de aplicar la crema o el spray, es necesario enjuagar y secar las manos antes de ponerse de nuevo el audífono.

3. Quitar el audífono si se quiere nadar

El agua, tanto dulce como salada, supone un gran peligro para el audífono. En el mar, es importante que el dispositivo se quite y se guarde de manera segura siempre que desee realizar un baño o si se entra en contacto con el agua. Si esta entra en el dispositivo, deja en su interior cristales que no pueden eliminarse ni siquiera secándolo con cuidado y que dañan la prótesis de manera permanente.

4. Mantener el aparato alejado de fuentes de calor y de la luz solar

Las fuentes de luz y de calor directas pueden dañar el audífono. Por este motivo, cuando estamos en la playa, sobre todo en los meses de más calor, es importante guardar el audífono debajo de una sombrilla, en un contenedor adecuado dentro de una bolsa cerrada manteniéndolo lejos de fuentes de calor directas, la primera de todas la luz del sol.

5. Llevar siempre contigo el kit de limpieza del audífono

Otra buena costumbre es llevar siempre contigo el kit para la limpieza del audífono que, si es necesario, podrá ser útil también en la playa, donde son muchas las medidas que tomar y los peligros que evitar. Para tener una panorámica completa sobre cómo proteger el audífono en verano, puedes consultar con tu audioprotesista que, después de haber realizado una revisión del dispositivo, te informará de estas y otras medidas útiles que respetar durante los meses de más calor y, en especial, cuando estés en la playa.

Encuentra tu centro especializado

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda