Trompa de Eustaquio

Disfunciones, anatomia y funciones de la Trompa de Eustaquio

Con el nombre del anatomista del siglo XVI, Bartolomeo Eustachi, la Trompa de Eustaquio (o trompa auditiva) es un conducto que conecta el oído medio a la faringe. Cuando nos resfriamos oímos los sonidos «amortiguados», como si hubiese algo en el interior del oído que lo tapase o no permitiese una transmisión de los sonidos normal. Esta experiencia esconde una disfunción tubárica: veamos de qué se trata.

Funciones de la trompa de Eustaquio

Las principales funciones fisiológicas de la Trompa de Eustaquio son:

  • controlar la presión en el interior de oído medio, para que sea igual que la presión de aire en el exterior del cuerpo.
  • permitir la salida correcta de la mucosidad
  • evitar el paso de agentes patógenos de la faringe al oído medio
  • impedir que los ruidos corporales normales, como la respiración o la voz, afecten directamente al tímpano

En la mayoría de ocasiones, la trompa de Eustaquio está cerrada, se abre solo durante actividades como los bostezos, la deglución y la masticación, para permitir el paso del aire entre el oído medio y la rinofaringe. Si la presión atmosférica cambia rápidamente, provocando una sensación imprevista de bloqueo en el oído (como pasa durante los viajes en avión), estas actividades pueden realizarse a propósito para abrir el tubo y reequilibrar la presión en el interior del oído medio.

Anatomia de la trompa de Eustaquio

La trompa de Eustaquio conecta la pared anterior del oído medio con la pared lateral de la rinofaringe (a la altura del seno nasal inferior). La Trompa se extiende desde la parte ósea situada en el hueso temporal a la pared lateral fibrocartilaginosa de la rinofaringe y por lo tanto de elementos óseos y de cartílagos.  En los adultos, la trompa de Eustaquio tiene una longitud entre 35 y 45 mm y presenta un diámetro variable, esto es, es más amplia en la apertura faríngea y en la cavidad timpánica y más estrecha en el istmo, un estrechamiento presente en la parte central donde la parte ósea traspasa a la parte cartilaginosa. 

La sección del hueso supone un tercio de la longitud total. Comienza en la pared anterior de la cavidad timpánica, se reduce y acaba en la conexión de las partes escamosas y del hueso petroso que forma parte del hueso temporal. El margen irregular que esto crea permite la fijación de la sección cartilaginosa de la trompa de Eustaquio.

La sección cartilaginosa de la trompa de Eustaquio está formada por una placa triangular de fibrocartílago. El vértice de este triángulo está unido al extremo medial de la sección ósea de la trompa de Eustaquio y la base del triángulo está directamente debajo de la mucosa de la rinofaringe. Este fibrocartílago triangular está situado  en una ranura entre el ala mayor del hueso esfenoides y el hueso petroso que forma parte del hueso temporal. También la sección cartilaginosa del tubo se inclina un poco más hacia abajo, presenta varias glándulas mucosas y un tejido adenoideo significativo y las amígdalas tubáricas que rodean la apertura faríngea, esto es, el torus tubárico.

Disfunciones de la trompa de Eustaquio

Trompa de eustaquio obstruida

Los síntomas de catarro tubárico son parecidos a los de la otitis media. En realidad, puede ser precursor de la otitis media, ya que en caso de catarro excesivo el acceso al oído medio, es decir, a la trompa de Eustaquio, está inflamado. 

En cuanto se presenta una obstrucción de la trompa de Eustaquio o incluso se cierra debido a una inflamación, es más fácil que se desarrolle una otitis media, ya que el impedimento a la ventilación en el oído que se ha producido antes crea una temperatura cálida y húmeda en el oído medio, ideal para los virus y las bacterias. Este mismo problema de ventilación del tubo normalmente es generado por virus o bacterias

Por las razones que se acaban de exponer, los síntomas del catarro tubárico a menudo se confunden con los de la otitis media. Los síntomas típicos son:

  • Problemas de audición
  • Eco de la propia voz en el oído
  • Sensación de oído cerrado
  • Sensación de presión en el oído
  • Sensación de «plenitud» en el oído
  • Zumbido en los oídos y acúfenos 

Si la trompa de Eustaquio está cerrada por parte de un solo oído, puede producirse la sensación de ligera afectación del equilibrio. Este vértigo tubárico por catarro afecta sobre todo a los ancianos. Los vértigos a menudo desaparecen cuando la inflamación en la trompa de Eustaquio disminuye. A causa de la irritación en el área del equilibrio, el catarro tubárico puede provocar dolor de cabeza. En casos muy raros, el ruido en el oído puede permanecer como acúfeno. 

El catarro crónico en la Trompa de Eustaquio también puede generar una pérdida permanente del oído, pero estos casos son extremadamente raros.

Trompa de eustaquio inflamada

Cuando la acumulación de catarro en el oído se alarga en el tiempo, a causa, por ejemplo, de sinusitis u otitis, la Trompa de Eustaquio presenta inflamación crónica. Los síntomas son: amortiguación del sonido,

  • sensación de reverberación,
  • oídos tapados,
  • secreción de mucosidad densa,
  • enrojecimiento del oído o aumento de su temperatura.

Diagnóstico de disfunción de trompa de Eustaquio

Dado que las trompas de Eustaquio son una estructura interna del cráneo, por lo tanto, invisibles y de difícil acceso, diagnosticar una disfunción no es sencillo. Como primera medida, es fundamental llevar a cabo un examen objetivo completo con una otoscopia; otras pruebas especializadas, entre otros la timpanometría y la nasofaringoscopia, pueden ayudar a reconocer una disfunción. 

Tratamiento: como limpiar y destapar la Trompa de Eustaquio

Por suerte existen soluciones para el catarro tubárico. En primer lugar, para saber cómo limpiar la trompa de Eustaquio, siempre es aconsejable visitar al médico para evitar que el problema se cronifique; el tratamiento dependerá de la etapa de la inflamación y de sus causas. Entre los tratamientos más comunes destacamos:

  • Lavado nasal con solución salina
  • Sprays nasales descongestionantes
  • Fármacos descongestionantes 
  • Cojines térmicos
  • Aspiración del moco
  • Colocación de un tubo para favorecer la ventilación
  • Extracción quirúrgica de eventuales obstáculos a la ventilación

Prevención de las disfunciones de la Trompa de Eustaquio

Para ayudar a reducir las probabilidades de presentar disfunciones de la Trompa de Eustaquio, sigue estos pasos cuando vuelas:

  • Usa descongestivos o antihistamínicos si tienes una alergia o resfriado 
  • Bosteza o mastiqua goma de mascar. Estimula la deglución al chupar dulces duros o beber agua.
  • Durante el despegue y el aterrizaje, despeja los oídos al inhalar y después exhalas suavemente mientras mantienes las fosas nasales y la boca cerradas.
  • Prueba usar tapones especiales para los oídos que equilibran lentamente la presión en los oídos.
  • Evita viajar en avión o hacer buceo si tienes alergias o un resfriado.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda