Noticias

Una dieta saludable previene problemas auditivos

15 abril, 2014

Share

En todos los ámbitos sanitarios, la prevención es clave. En la salud auditiva, también. Conocer los riesgos principales en este sentido y saber cómo evitarlos o minimizarlos es clave para avanzarnos a futuros problemas, sobre todo si tenemos en cuenta que no se ha encontrado una cura para la pérdida de audición. La buena noticia es que hay un elemento básico al que podemos recurrir a diario para proteger nuestro oído: la alimentación. Y es que hay ciertas vitaminas y nutrientes que pueden ayudarnos a frenar, reducir o retrasar la pérdida auditiva.

La relación entre buena alimentación y buena audición tiene un fundamento científico. Son numerosos los estudios que avalan los efectos beneficiosos de determinados nutrientes y vitaminas. La lista es larga y variada, por lo que no hay excusa para incluirlos en nuestra dieta saludable.

Ácido Fólico
La ingesta de ácido Fólico o vitamina B9 reduce notablemente el riesgo de pérdida auditiva. Así se ha constatado en diferentes estudios, como los realizados por la Universidad de Sydney (Australia) y la Universidad de Waeningen (Holanda). También la Academia Americana de Otolaringología demostró que la ingesta de ácido fólico en alimentos y suplementos alimenticios en hombres de más de 60 años reducía un 20% el riesgo de pérdida auditiva. ¿En qué alimentos podemos encontrar este nutriente? Básicamente en los vegetales de hojas verdes y la levadura.

Ácidos grasos Omega 3
El pescado es una pieza clave en cualquier dieta saludable. Y por supuesto, también tiene efectos beneficiosos para nuestro oído gracias a su elevado contenido de ácidos grasos Omega 3. Un estudio de la Universidad de Sydney sirvió para constatar que ingerir pescado al menos dos veces por semana se asociaba a una reducción del riesgo de padecer pérdida de audición del 42% en personas mayores de 50 años.

Vitamina A
Una de las grandes aliadas de la salud auditiva es la vitamina A. En este caso, el aval proviene de un grupo de investigadores japoneses que constataron el efecto beneficioso que tiene esta vitamina al comparar la capacidad auditiva de las personas que la tenían respecto a las que no. La vitamina A está presente en los vegetales de hojas verdes

Alimentos “protectores

La lista de productos que nos ayudan a proteger nuestra audición también es extensa.

  • Zanahorias y lácteos, ya que son potencian la creación de barreras inmunes y anticuerpos.
  • Ciruelas (pasas y frescas) y melocotones, pues son ricas en zinc, lo que también redunda en la mejora de las defensas.
  • Judías, espárragos, guisantes, espinacas, berenjenas y ajos, todos ellos alimentos ricos en vitamina B1, que nos ayuda a regenerar las células del oído y de los nervios auditivos.

A evitar
Tener un elevado nivel de glucosa y también de colesterol y triglicéridos (lo que se denomina hiperlipidemias) supone un elevado riesgo de padecer problemas auditivos. Por lo tanto, es aconsejable moderar el consumo de productos como mayonesa, mantequilla, chocolates y pasteles, bollería industrial o refrescos.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *

3 comentarios de Una dieta saludable previene problemas auditivos