Reparaciones más comunes de los audífono

Si el audífono está roto o defectuoso

Lo que hay que saber sobre ruidos, daños por agua, partes defectuosas & Co.

A veces parece que el audífono tenga problemas: tememos que se haya roto y sea necesario cambiarlo. En este artículo te ayudaremos a entender cuáles son los defectos más comunes de un audífono, cuándo se pueden solucionar y, en cambio, cuándo es el momento de cambiar el aparato.

¿Cuáles son las reparaciones de audífonos más comunes?

En este artículo mostraremos una visión general de los principales defectos más habituales que se pueden atribuir a los audífonos. Dado que se trata de objetos muy delicados y sensibles, no es necesario preocuparse si, de vez en cuando, presentan pequeños problemas. En cambio, si el defecto es permanente, aconsejamos pasar por una de nuestras tiendas para una consulta gratuita con un experto Gaes, para saber si el audífono realmente debe cambiarse.

Ruido (silbidos, pitidos y siseos)

A veces el audífono emite silbidos, señales acústicas o zumbidos. Las principales causas son: 

  • El tubo de silicona está obstruido. El tubo, si queda tapado, no puede transmitir los sonidos de manera adecuada y esto puede generar un molesto silbido. 
  • Los ajustes no son correctos. Un silbido puede estar causado también por un ajuste no adecuado del audífono. 
  • Conducto auditivo ocluido. Un silbido puede surgir por otras causas no atribuibles al audífono. Por ejemplo, un tapón de cera que tapa el conductor auditivo puede ser el origen del silbido. 

No se debe soportar ni ignorar este silbido, es necesario eliminarlo. Por ello, no dudes en contactar con el centro Gaes más cercano para solicitar asistencia de nuestros profesionales. 

Partes defectuosas (tubo de sonido, micrófono & Co

El audífono podría ser defectuoso ya que falla uno de los componentes, como el micrófono, el auricular o los tubos. También en este caso, es necesario dirigirse a los centros especializados, es la mejor solución. 

El audífono se ha caído

Puede suceder que el audífono se caiga al suelo. En este caso, solo queda controlar con precisión que esté todo en orden y tener cuidado, en caso de rotura, de recoger todas las piezas. Llévalo al centro de asistencia más cercano: a menudo, basta con cambiar solo el molde exterior.

 

El audífono se ha mojado

Si el audífono entra en contacto con el agua, no siempre es la causa del problema. En primer lugar, se debe distinguir la cantidad de agua: el sudor o la lluvia, a menudo, no provocan ningún problema. En cambio, si, por ejemplo, el audífono se cae en una piscina, es necesario apagarlo en seguida, quitar la pila y envolverlo en papel tisú. La opción más correcta es llevarlo en seguida a un centro especializado, pero si no es posible, por ejemplo porque es domingo, un buen método casero es utilizar los accesorios para la deshumidificación del aparato (como sales o secaderos). O, llenar un vaso con arroz y poner el aparato sin la pila dentro de papel tisú. Finalmente, tapar el vaso con un platito. 

El audífono ya no se enciende/apaga

Si el audífono ya no se enciende, lo primero es cambiar la pila: el problema podría ser simplemente este. Después, si esta medida no funciona, dirígete al centro Gaes más cercano para saber, con la ayuda de un técnico especializado, si el aparato está roto y se debe sustituir. 

El audífono es demasiado silencioso

En la mayor parte de los casos, la gestión del volumen de los audífonos es automática: este se ajuste de manera automática según el ambiente sonoro. Sin embargo, también puede ajustarse manualmente. Si es demasiado bajo, intenta apagar el aparato y sacar la pila. Si el problema persiste, es necesario saber si se trata de un problema más importante.  Dirigirse a un centro especializado podría ser la solución más adecuada. 
Reparación de audífonos en GAES Reserva tu cita online

¿Qué hacer si deja de funcionar tu audífono?

Al contrario de lo podría parecer, los audífonos no son perfectos, pueden presentar defectos más o menos graves. Entre los más habituales destacan: la miniaturización, la producción de cera puede alterar el funcionamiento de estos, la impermeabilidad, la fragilidad para garantizar la protección, se han inventado moldes de titanio que, a pesar de todo, son muy frágiles y se rompen con mucha facilidad.

¿Se puede reparar un audífono?

Se pueden reparar los audífonos y a veces es incluso rápido. Obviamente, depende de la entidad del daño. En ocasiones, basta con cambiar uno de los componentes, como el tubo o el micrófono, o simplemente el molde exterior. Para valorar el alcance del daño, es conveniente acudir a un centro especializado que nos indicará si el audífono puede repararse o es necesario sustituirlo. 

¿Puedo reparar yo mismo un audífono?

Existen también métodos más caseros para reparar los audífonos. Por supuesto, siempre es aconsejable acudir a un especialista: sin embargo, si, por ejemplo, el audífono se moja, puedes secarlo con papel tisú o ponerlo en un vaso con arroz. En cambio, si pita, lo más sabio es hacer que lo controle un experto. 

Ponerse en contacto con el audioprotesista

Los especialistas en audífonos son profesionales tanto de la reparación como de la actualización de los ajustes de estos. Cuando se detecta un mal funcionamiento, siempre es aconsejable dirigirse a un especialista. Además, para cualquier problema, la asistencia telefónica Gaes está disponible 24 horas al día. 

Reparar el audífono o comprar uno nuevo

Una de las señales más comunes para saber si es necesario cambiar el audífono es que se queda mudo: en práctica, no permite escuchar nada más. O el sonido se emite distorsionado y cerrado, o ha entrado en contacto con agua. En estos casos, la mejor opción siempre es dirigirse a un especialista para saber efectivamente si el audífono debe cambiarse. En caso que lo necesites, acude al centro Gaes más cercano para que te asesore uno de nuestros profesionales.  

Recomendación: mantenimiento regular

Después de haber reparado el audífono, es aconsejable realizar el mantenimiento habitual del aparato para evitar que surjan nuevos problemas o que sea completamente defectuoso. Recuerda siempre que un mantenimiento habitual es la base para oír bien, es necesario realizarlo aunque el aparato parezca funcionar correctamente. 

Precio de arreglar audífonos para sordos

Los costes de reparación de un audífono cambian, por supuesto, dependiendo de la entidad del daño y del tipo de aparato que reparar. En general, si el producto está fuera del periodo de garantía, se consideran a cargo del cliente solo los costes de reparación de cada una de las partes, no los del mantenimiento. Además, existen varias posibilidades de financiación para los audífonos. Ves al centro especializado Gaes más cercano para descubrirlas.

Periodo de garantía

Normalmente un audífono tiene una garantía de 2 años desde el momento de la compra, lo que permite una sustitución parcial o total en caso de problemas graves o mal funcionamiento. Durante todo el periodo de garantía, puedes cambiar sin problemas tu producto sin que importe si el daño ha sido provocado por ti o por otra persona. 

 

Seguro de enfermedad & Co.

Dado que se trata de un dispositivo muy delicado y costoso, es útil tener un seguro para el audífono. El seguro cubre varios aspectos, dependiendo de la empresa donde se contrata, pero, en la mayoría de los casos, la póliza del audífono puede incluir: 

  • El mantenimiento anual y la reparación gratuita.
  • La ampliación de la garantía.
  • Un aparato de sustitución en caso de reparación.
  • Un nuevo audífono en caso de robo o pérdida.
  • Descuentos en la compra de accesorios.  
Sustitución de los tubo de los audífonos

Si tienes alguna pregunta sobre el cuidado o la limpieza de tus audífonos, nuestros especialistas con gran experiencia en el cuidado de la audición estarán encantados de ayudarte

Reserva una cita

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda